Make your own free website on Tripod.com
PEPE AGUILAR, PANDORA, DIEGO VERDAGUER, AMANDA MIGUEL Y OTROS CANTANTES
HAN SUFRIDO DESCALABROS EN EL TERRENO MUSICAL POR DIFERENCIAS
CON SUS ANTERIORES COMPAÑIAS

Por: Paula Ruiz
Periódico El Norte
9 de Enero de 2005
Ciudad de México, México

El reclamo "mi compañía no me apoya", se ha vuelto una frase común y constante
en los intérpretes de cualquier género musical.

Con trayectoria o sin ella, llámense Pedro Fernández, El Gran Silencio o Lorena Herrera,
todos han padecido de malas experiencias con sus casas discográficas por promesas
que no llegaron a cumplirse.

Pero ellos no son los únicos casos que han tenido diferencias con sus sellos discográficos.
Muchos más han enfrentado pleitos legales por disputas de catálogos musicales.

Desde un Pepe Aguilar, Pandora, Diego Verdaguer, Amanda Miguel,
además de Invasores de Nuevo León, Angélica Vale y Alessandra Rosaldo, han sufrido
descalabros en el terreno musical por diferencias con sus compañías.

Con más de 25 años de trayectoria artística, la carrera de Pedro Fernández parece
haber caído en un bache hace más de un año y medio por cuestiones de renegociación
con Universal Music.

Hace un par de años, el contagioso ritmo del "Yo No Fui" permitió a Pedro figurar
durante semanas en los primeros lugares de popularidad radial a nivel nacional e incluso
internacional.

Pero su canto fue silenciado porque su último disco (De Corazón) fue lanzado en mayo
del 2002, fecha desde la cual no ha estrenado material.

"Estamos renegociando un contrato que no se ha podido arreglar porque hay puntos
en los que no hemos estado de acuerdo hasta ahora, espero que se pueda acordar
pronto, y si no es así, se hará saber y se sabrán también las causas", dijo al respecto
el artista a Gente! en el mes de septiembre.

Sin embargo, ejecutivos de la disquera Universal Music comentaron que muy
posiblemente para mediados de año salga a la venta el nuevo disco del intérprete.

Los que pasan por lo mismo son los integrantes de El Gran Silencio. La relación
con su compañía (EMI Music) no está del todo bien. Su álbum Súper Riddim Internacional
Volumen 2 ha sido "enlatado" por EMI por considerar que no tiene la calidad suficiente
para lanzarlo al mercado.

"Nuestro disco (Súper Riddim...) fue hecho con la producción de los anteriores ejecutivos,
la nueva directiva no nos ha dado un motivo específico del por qué no lo han sacado,
según ellos dicen que no tiene sencillo viable, que ninguna radiodifusora lo va a tocar,
eso se me hace una estupidez", dijo Tony Hernández, de El Gran Silencio.

Su contrato con EMI, dijo Hernández, data desde 1998. A la fecha han grabado
tres producciones y les resta la grabación de tres discos más.

Ni siquiera su éxito por Japón, Holanda y Bélgica, adonde han tenido la oportunidad
de llevar su música, ha permitido a la banda regia ganar la atención de su casa
grabadora.

"Ellos (ejecutivos) ignoran el contrato que tenemos, el cual incluye una cláusula que dice
que no puede pasar más de un año y medio sin sacar disco porque entonces quedamos
fuera de la compañía. Ganamos el Grammy gabacho y ni siquiera nos mandaron
una carta de felicitación", añadió Tony.

Manuel Calderón, del departamento de dirección artística y marketing del elenco
regional de EMI, dijo desconocer las razones por las que el álbum de El Gran Silencio
está detenido, pero admitió que en ocasiones los intérpretes se enfrentan a cambios
de ejecutivos disqueros.

"Si tú llegas a una compañía tienes que involucrarte en qué es lo que está pendiente
por lanzar y ver si dentro de tu criterio el disco reúne todas las características
para poderlo lanzar al mercado", señaló Calderón.

"Yo, si encuentro un disco que lo haya hecho el ejecutivo que estuvo antes, y el disco
es bueno, se lanza y se trabaja. Ha de haber algunos que hacen lo contrario",
agregó el directivo.

Calderón trabajó muy de cerca con Pedro Fernández; durante 10 años fue su director
artístico en Universal, por lo que consideró que es lamentable que lo tengan "enlatado".

"Pedro es Pedro, pero luego hay gente que no lo sabe o no lo quiere saber",
agregó el ejecutivo disquero.

NO LES PAGAN DISCOS DE CATÁLOGO

Diego Verdaguer opina que las compañías de discos están plagadas de personas
supresivas, que detienen el camino de los creativos.

Su experiencia no ha sido tan buena. En el pasado, comentó, enfrentó legalmente
a la compañía Karen Record porque se negaba a pagar las regalías de la venta
de discos de su mujer, Amanda Miguel.

La justicia estuvo de su lado y falló a su favor, pero nuevamente recurrirá al apoyo
de abogados porque el pago no ha llegado a sus manos.

"Tengo otro problema que no es nuevo. Hay una compañía que se llama Orfeón,
que ostenta haber comprado el catálogo que yo grabé en los años 70. Ellos sostienen
que en el contrato que ellos hicieron no tiene ninguna cláusula que diga que me tienen
que pagar regalías a mí, que soy el intérprete de las canciones", señaló vía telefónica
desde Los Ángeles, donde radica.

Han pasado casi cinco años desde que se enteró que Orfeón compró su catálogo
y no han llegado a un arreglo, por eso Verdaguer solicitó el apoyo de la Asociación
Nacional de Intérpretes (ANDI) para que intervengan en su caso.

"Yo no voy a decirte que se venden fortunas de mis discos, se venden poquitos,
pero en 20 años son muchisísimos. Más allá del dinero que yo pueda recuperar,
lo que a mí me interesa es recuperar la dignidad de los artistas y de los intérpretes",
añadió el artista.

A finales del 2003, Pepe Aguilar interpuso varias demandas en contra de Musart
por seguir explotando su obra musical, ya que sacaron a la venta tres acoplados
de sus éxitos a pesar de que él ya no pertenecía a la empresa.

"Es ridículo el ardor que se traen, pero así es este negocio. Estamos legalmente tratando
de quedarnos con lo que legalmente nos corresponde", explicó el hijo de Tony Aguilar
y Flor Silvestre respecto a las demandas que interpuso en contra de Musart.

Señaló que fue sorprendido por la disquera porque había una cláusula que si vendía
un importante número de copias de discos, automáticamente se renovaba el contrato
por más años, lo que evidentemente no le convenía.

Una queja común de los famosos es que las compañías constantemente cambian
de directivos, lo cual les afecta en el seguimiento de sus carreras.

"Sí vivimos el típico 'ya no me apoyan'. El típico 'el disco lo están dejando morir',
pasamos por manos de muchísimos directores, que si no haces el proyecto con ellos,
no lo sienten propio, entonces lo meten en un cajón", expresó Isabel, del grupo Pandora.

Las integrantes del grupo añadieron que su último disco con EMI (Vuelve a estar
Conmigo), careció de promoción por significar el último material bajo el sello de EMI.

Los gruperos no se quedan atrás en las quejas. Los Invasores de Nuevo León
han declarado que tienen una necesidad de apoyo por parte de su sello disquero,
EMI Music.

"Muchas veces (han hablado con la disquera), pero dicen que no están en un buen
momento, le echan la culpa a la piratería y no sé qué onda...", declaró Javier Ríos,
acordeonista del grupo.

A Angélica Vale no le quedaron ganas de grabar un disco, por lo menos en los últimos
10 años, porque en el último que grabó, invirtió sus ahorros y perdió todo.

"Hace 10 años en Estados Unidos empezaron a abrirse las compañías independientes.
Nosotros apenas estamos empezando eso. Me fui a una compañía independiente,
como estaba de moda en Estados Unidos. La compañía independiente me avisó
que estaba quebrada el día de la presentación de mi disco", comentó la Vale.

Lorena Herrera, en cambio, se quedó como novia de rancho, porque las promesas
que recibió de EMI Music de promocionar sus discos, quedaron sólo en eso, en promesas.

"A mí me prometieron buena promoción y a final de cuentas la que hizo la promoción
fui yo. Lo que salió de trabajo con ese disco que hice hace ocho años con EMI,
todo lo que salió fue por mí", dijo Lorena.

Después de probar éxito como parte del dueto Sentidos Opuestos, Alessandra Rosaldo
vio truncada su carrera como solista, ya que no ha recibido apoyo suficiente de su casa
disquera, EMI Music.

Fueron problemas internos de la compañía, comentó, los que la sacaron del mercado
discográfico, ya que careció de promoción su álbum Alter Ego, por lo que en este
momento está concentrada en trabajar en televisión.

José Luis Marín, ejecutivo de Universal Music, acepta que se produce menos material
discográfico, pero para él, hay un motivo más que el simple hecho de no querer
promocionar a los cantantes.

"Definitivamente estamos sacando menos discos. El pueblo no tiene para comprar más.
Yo creo que se ve reflejado en todo; hay muchos más artistas, las radios siguen siendo
las mismas, los espacios de difusión siguen siendo los mismos, no ha crecido",
señaló Marín.

Puede ser por la crisis económica o por la falta de apoyo de los directivos discográficos,
el caso es que los artistas se quejan, y si lo hacen es porque no están recibiendo
una respuesta a sus necesidades de promoción, situación que ni los mismos intérpretes,
ni los ejecutivos de las disqueras, conocen cuándo y como se solucionará.
'MI DISQUERA NO ME APOYA', UNA FRASE CONSTANTE EN LOS INTERPRETES
Las integrantes de Pandora añadieron que su
último disco con EMI (Vuelve a estar Conmigo),
careció de promoción por significar el último
material bajo el sello de EMI.